971753415 hola@atesar.com
divi wordpress theme

El gran lanzador de estrellas

El potencial que llega a tener YouTube es difícil de explicar. Hace un par de días me entretuve viendo un programa de televisión que hablaba de la gran repercusión social que tiene esta herramienta, y de cómo el poder viral que puede alcanzar en algunas ocasiones puede cambiar la vida de las personas.

Un claro ejemplo son algunos de los famosos de ahora, cantantes para ser exactos, que hace un par de años solo cantaban en el salón de sus casas mientras sus orgullosos padres les gravaban en vídeo. Pues bien, para algunas de estas personas sus vídeos han causado tal sensación que ahora son adinerados cantantes, famosos mundialmente. Y es que lo que antes se conseguía tras una larga trayectoria profesional, ahora lo puedes conseguir en meses.

Gran herramienta para las empresas

Lo mismo ocurre con las empresas. La publicidad pura y dura, el anuncio de “este es mi producto, con estas características y con este precio” cada vez es más rechazado por la sociedad. Ahora lo que se lleva es la “no publicidad”, es decir, hacer que el público sea partícipe de lo que nosotros les ofrecemos sin atacarlos a base de las características físicas de nuestro producto.

Buscar la retroalimentación mediante las experiencias y las emociones de los usuarios, sin que en un principio se detecte que detrás de ello existe una marca o producto, parece tener efectos positivos en algunas oscasiones. Un claro ejemplo de ello fue el famoso “Amo a Laura”, no fue hasta un tiempo después que se supo que era un video promocional de la MTV. Este video tuvo miles y miles de visitas alcanzando una gran viralidad.

Ahora, para saber el impacto de un vídeo sobre la sociedad, uno de los factores a tener en cuenta es el número de visitas que haya obtenido en YouTube. Por ello, las marcas intentan, cada vez con mayor esfuerzo, generar vídeos que tengan gran impacto en YouTube para promocionarse pero sin destacarse directamente a ellas mismas.

Además del “Amo a Laura”, tenemos claros ejemplos, conocidos por todos, como:

  • Carlsberg: “Cine Valientes“. Llenan una sala de cine con 148 motoristas dejando sólo dos sitios vacíos destinados a inocentes parejas. Se trata de ver las reacciones de estas personas y qué deciden hacer. Consiguió millones de visitas.
  • Pretty Social: “My Social Tattoo”. Una empresa holandesa consiguió que su video diera la vuelta al mundo, donde una mujer se tatuaba en el brazo las fotos de sus contactos. No fue hasta unas semanas después que se supo que era un video promocional de la empresa anunciando su servicio de venta de regalos, incluyendo las calcomanías de los contactos de Facebook.
  • Dove: “Evolución”. Este vídeo es un clásico, salió en el 2006 y ha conseguido millones y millones de visitas. Buscaban ensalzar la autoestima de la mujer haciendo ver el alcance de Photoshop en las campañas de belleza. Tuvo gran aceptación.
  • BMW: “Be water my friend”. Utilizando a Bruce Lee como protagonista del video, consiguió tal repersucsión que la famosa frase se quedó incrustada en la sociedad, ¿quién no la ha citado en algún momento? Aunque también estuvo en otros medios, en YouTube obtuvo millones de visitas.

Muchos más son los casos de vídeos exitosos para las marcas que los realizaron. Conseguir que tu vídeo llegue a miles de personas de forma natural generará grandes beneficios para la empresa en cuestión.

Social Media Strategist, graduada en Publicidad y RRPP por la Universidad Pontificia de Salamanca, estoy fascinada por Internet y la experiencia del cliente. Cada día aprendo algo a través de las Redes Sociales.

Twitter | Linkedin