971753415 hola@atesar.com
divi wordpress theme

Brecha digital la entiendo como la diferencia entre los usuarios (pacientes) que utilizan las nuevas tecnologías de la información como su móvil inteligente, tableta, las redes sociales o la banda ancha, respecto a los profesionales de la sanidad. O dicho de otra manera, la diferencia entre los dos grupos según su capacidad para utilizar las nuevas tecnologías y los contenidos digitales de forma eficaz.

Hay un incremento importante del uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), tanto por parte de los profesionales sanitarios, como de la población en general.

La sanidad está en pleno proceso de digitalización. La digitalización es un proceso que se lleva a cabo en dos fases: sustitución y transformación. En sanidad este proceso de sustitución digital es más incipiente, pero no cabe duda de que ya se ha iniciado. El sector sanitario, gracias al impacto digital, está en plena conversión hacia un mundo de servicios que se ofrecerán mayoritariamente a través de dispositivos conectados. Por lo tanto, el desarrollo de la llamada eSanidad se convierte en un elemento clave para el futuro de la asistencia sanitaria. La reconversión digital del sector sanitario pasa también por convertir los productos en servicios.

El empleo de la web social y redes sociales como Twitter, Facebook, Google+, entre otras, con los profesionales sanitarios está pasando lo mismo que en cualquier otra profesión. En una primera fase muchos se cuestionan su presencia, en una segunda fase las emplean como una obligación de estar allí, pero aplicando las mismas formulas que han empleado toda su vida (prácticamente solo como una autopromoción de sí mismos), es decir de forma unidireccional. En la tercera fase, algunos profesionales, pocos todavía, utilizan la web social para escuchar a los usuarios, hablar con ellos, y ofrecerles verdaderamente lo que les interesa a estos, creando un verdadero compromiso.

Entender a los usuarios (pacientes), hablar con ellos, estar donde están ellos es una necesidad, no una obligación.

Posiblemente el profesional sanitario vaya al mismo ritmo que los usuarios (pacientes), pero tiene la obligación de estar por delante de ellos y no perder la. Tiene que pasar de la era pre-digital en su forma de trabajar con los usuarios (pacientes) a la era digital.

El principal recurso de un profesional sanitario es su conocimiento, pero a diferencia de antes, este será más valorado cuando más comparta sus ideas y conocimientos con todos los ciudadanos. Quien no las comparta quedara abandonado, por el propio usuario.

Los pacientes tienen que ser un socio activo y responsable de su propia salud, hay que ofrecerles un espacio para que este se encuentre involucrado en el diagnostico y tratamiento recibido y participe en su salud.

Este post participa en el “Carnaval de la Salud Mayo” (#carnavalsalud), dentro del tema propuesto: Los profesionales de la salud en la brecha digital ¿Alguna idea para reducirla?

Soy un apasionado del Marketing online y el Social Media Marketing. Tras años y años liderando proyectos de Marketing en Internet, una cosa si que he experimentado, es que estoy totalmente comprometido con nuestros clientes, para que sean Estrellas.

Twitter | Linkedin