971753415 hola@atesar.com
divi wordpress theme

El 81% de las personas que tienen acceso a Internet emplean la red para buscar consejos saludables u obtener información acerca de diferentes enfermedades o tratamientos. El 68% han buscado información sobre medicamentos y un 40% testimonios de otros pacientes. Datos del estudio Bupa Healt Pulse, de la escuela de negocios London School of Economics.

Sin embargo muy pocas personas (1 de cada 4) controlan la calidad de la información que están utilizando.

Aunque hay diferencias significativas entres los países que participaron en la encuesta (Australia, Brasil, Reino Unido, China, Francia, Alemania, India, Italia, México, Rusia, España y Estados Unidos) y la penetración de Internet entre sus miembros, al  menos, seis de cada diez personas encuestadas estaban haciendo algún uso de Internet para buscar consejos sobre salud, medicamentos o consejos saludables.

Se detecta que en los países emergentes, en los que sus ciudadanos tienen dificultad para acceder a la medicina por el alto coste, buscan en Internet una alternativa más barata.

El uso varia con la edad, siendo utilizado más a partir de los 35 años. Al mismo tiempo, cuanto mayor es el nivel de educación y mayor el nivel de ingresos más búsquedas de salud se realizan a través de Internet.

La información principal que busca el paciente es sobre medicamentos, lo segundo que buscan es información para realizarse un auto diagnóstico y en tercer lugar experiencias de otros pacientes.

El 18% de los encuestados buscaban información de salud en las redes sociales, principalmente Facebook. Twitter solo es utilizado por un 5% de las personas encuestadas.

Se interactúa poco, a través de Internet, con el médico.

Las búsquedas de información sobre salud se llevan a cabo a través de los principales motores de búsqueda, Google y Yahoo.

Los jóvenes utilizan más el teléfono móvil, sobre todo cuando buscan información sobre cuestiones intimas, como la salud sexual.

Internet puede ayudar a los consumidores a tomar mejores decisiones sobre su salud y la atención médica. Puede ayudar a conseguir información a los grupos de población que tienen dificultades para entrar en contacto con los servicios de salud.

La salud online puede tener beneficios económicos, si se ayuda a reducir el empleo inadecuado de las consultas con los profesionales de la salud o disminuir los costes de comunicación.

Sin embargo, hay que prestar suficiente atención a la calidad del contenido de salud. También, es importante asegurarse de que las personas tienen los suficientes conocimientos para identificar los contenidos de calidad. Esto tal vez sea posible si hay una interacción entre el paciente y los profesionales de la salud, gracias a los medios de comunicación social.

Si te ha gustado tal vez te interese leer:

Turismo de salud y wellness

La importancia del turismo de salud y wellness

Turismo médico: viajar o no viajar

Salud y redes sociales, es posible

Salud 2.0: ePacientes y eMédicos

La salud de las personas mayores

Soy un apasionado del Marketing online y el Social Media Marketing. Tras años y años liderando proyectos de Marketing en Internet, una cosa sí que he experimentado, es que estoy totalmente comprometido con nuestros clientes, para que sean Estrellas.

Twitter | Linkedin